Lectura comprensiva 2


”Lee cuidadosamente cada uno de los siguientes textos y responde a las preguntas que se presentan a continuación, seleccionando en cada caso la alternativa que consideres correcta."



1.Haciendo una auténtica pirueta científica, Michael Crichton logra en su novela Parque Jurásico -llevada al cine por Spielberg- convencer al lector de la posibilidad real de revivir dinosaurios a partir de insectos que en la era mesozoica, hace entre 230 y 65 millones de años, pudieron picarlos antes de ser atrapados en una gota de resina fresca. De esta forma, los glóbulos rojos reptilianos y, por tanto, su contenido en ADN -la molécula que aglutina toda la información para construir, en este caso, un dinosaurio- se habrían conservado casi intactos hasta nuestros días.
2.Los biólogos sólo tienen que romper la urna de ámbar, extraer el mosquito y localizar en sus entrañas el material genético del dinosaurio. Una vez en su poder, la muestra es clonada, para obtener cientos de copias que son introducidas, con la ayuda de un micro inyector, en el huevo sin fecundar de un cocodrilo u otro reptil actual. Finalmente, mediante una sencilla inseminación artificial, el embrión del futuro saurio se transfiere a una hembra de cocodrilo. ¿Inverosímil?.
3.Desde el punto de vista científico, la historia de Crichton, aún más ficticia, está traída por los pelos. Se trata, pues, como él mismo afirma, de un guiño a la ciencia moderna. Ahora bien, si dar vida a un dinosaurio resulta no menos que imposible, la idea de obtener fragmentos de sus genes no es descabellada.
4.Hace aproximadamente dos años, mientras examinaba una muestra ósea de Tyrannosaurus rex bajo la luz del microscopio, la bióloga Mary Schweitzer, de la Universidad del Estado de Montana(EE.UU.), observó unas minúsculas estructuras redondas y nucleadas que resultaron ser glóbulos rojos.  Recientemente, Schweitzer, junto a su colega Jack Horner, el paleontólogo que ha asesorado a Spielberg en su película, ha logrado aislar unas moléculas que podrían tratarse del material hereditario de un dinosaurio. Otro equipo también estadounidense, formado por Raúl Cano y Hendrik Poinar -este último acaba de batir todo un récord, al recabar un fragmento de material genético de un gorgojo de hace 120 millones de años preservado en ámbar-, también afirma tener en su poder una secuencia de ADN de un hueso fósil de dinosaurios.
5.Muchos científicos creen que este material no pertenece a uno de aquellos reptiles, sino a algún ser contaminante de la muestra: por ejemplo, un hongo microscópico. "Resulta difícil imaginar cómo una molécula tan inestable como es el ADN, que en condiciones normales no resistiría más de 50.000 años, se preserve durante 65 millones de años, y que de otras mucho más estables -como el colágeno- no quede ni rastro", dice Noreen Tuross, del Instituto Smithsonian. Al contrario, Schweitzer afirma que ha observado en los huesos de su Tyrannosaurus rex fibras que recuerdan al colágeno.

Fuente: Revista Muy Interesante, Nº81, abril de1994.

***************


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada